ropa color estilo ana minimalismo blog

Pocas prendas, muchas combinaciones. Ideas para un armario minimalista.

Esta semana quise hacer un experimento; tomé 11 de mis prendas favoritas de mi armario y quise probar cuántas combinaciones se podían hacer. Algo que me encanta de mi nuevo clóset es que ahora solo tengo lo que más me gusta o me hace sentir cómoda, y en su mayoría son prendas básicas que se pueden mezclar muy bien entre sí. Las fotos las podrán ver al final del texto.

Este experimento no es algo nuevo, de hecho a lo largo de estos últimos años el concepto de tener «pocas prendas y muchas combinaciones» se ha popularizado e incluso hoy en día es conocido como «Armario Cápsula» (Capsule Wardrobe).

Este nombre nació en la década de los 70’s gracias a Susie Faux, dueña de una boutique en Londres llamada Wardrobe. Según Faux, un armario cápsula debía ser una selección de prendas básicas que perdurarán con el paso del tiempo junto con algunas piezas de temporada. Poco después la diseñadora Donna Karan lanzó una colección cápsula de 7 prendas intercambiables para el trabajo. Y el éxito que tuvo después ya es historia, y hoy en día influencers y bloggers han puesto en práctica fórmulas de incluso 7, 10, 33, 37 y 40 piezas.

*Para los que saben inglés les dejo el video de una de mis youtubers favoritas donde habla sobre su capsule wardrobe: How To Build A Capsule Wardrobe – 7 Easy Steps || SugarMamma.TV

Sin embargo, estos números son arbitrarios, y hoy más que enfocarme en esta misma tendencia, quiero extraer algunos de sus beneficios, porque lo único cierto es que cada persona debe hallar sus propias respuestas en lo que concierne a su estilo de vida y su «estilo» en cuanto a moda también. Hay algunos que se embarcan en este ejercicio buscando un estilo más consolidado, están quienes lo hacen como consecuencia del estilo minimalista, otros buscan practicidad, y están los que no desean gastar mucho tiempo ni energía en qué vestir.

Beneficios:

  • Únicamente tendrás prendas que te quedan y te hacen sentir bien.
  • Siempre tendrás tus prendas favoritas, es decir, siempre te vestirás con tus prendas favoritas.
  • La plata que no destines en ropa, la podrás invertir en otro tipo de cosas (¿experiencias por ejemplo?)
  • Tendrás un clóset más ordenado y práctico.
  • Será mucho más fácil elegir lo que te pones diariamente. Se dice que una persona toma al día unas 35.000 decisiones, esta sin duda te ayudará a reducir ese número.
  • Al comprar menos, podrás invertir en prendas de mejor calidad.
  • Irás consolidando un estilo personal porque al hacer el ejercicio de sacar y conservar lo que más te gusta podrás entender mejor lo que te queda, la paleta de color que más usas, las cosas que definitivamente no van contigo, etc.
  • Reducirás tu impacto medio ambiental.
  • Te liberarás del famoso fast fashion y el consumismo excesivo.
  • Comprarás menos, pero elijirás mejor. Te volverás más analítica a la hora de comprar y eso te volverá una consumidora más responsable.
  • Extra: Tardarás la mitad de tiempo en hacer la maleta.

Yo la verdad he sacado bastante ropa en los últimos meses, pero siento que por esa razón me he quedado coja con algunas prendas que considero importantes en mi armario, por lo tanto ya tengo mi lista de cosas por reponer o mejorar a lo largo del año, con eso me aseguro que lo único que entre nuevamente a mi vida sean cosas claves y puntuales (y que además tienen toda la intención de perdurar en el tiempo). Estos son algunos hallazgos y tips que les puedo brindar hoy si quieren animarse a sacar el exceso de su clóset:

1. Prendas básicas

Piezas que prevalecen y todas hacen juego a la perfección. Las prendas básicas son súper versátiles, y con básicas me refiero a sus formas, colores y categoría. Conservar prendas con formas y estilos que se puedan combinar fácilmente y sirvan para diferentes ocasiones; colores neutros y prendas atemporales. Sí, es completamente válido incorporar un par de prendas que correspondan a una tendencia actual —de hecho es válido todo lo que ustedes decidan para su estilo— pero si quieren jugar con esta tendencia también pueden añadir algunos accesorios con más diseño, un touch de color inesperado o un maquillaje más imponente para contrarrestar.

2. Calidad

Yo lamentablemente desde hace mucho caí en la red del fasf fashion, por lo que muchas de las piezas que aún hoy conservo pertenecen a marcas que apoyan ese fenómeno de la moda desechable. Sin embargo, mi mirada hoy en día hacia el futuro es distinta; como ya no compro tanta ropa, eso me brinda un colchón económico más amplio para comprarme algo de mejor calidad cuando lo necesite. Siempre será mejor calidad sobre cantidad si quieren mantener un estilo minimalista.

3. Si hay algo que entra, algo debe salir.

Si no lo hacemos, es muy probable que volvamos a acumular (y esto sucede en la mayoría de casos sin siquiera ser conscientes). Creo que la frase lo dice todo, a veces es importante fijarnos ciertas reglas —que no se sientan como ellas—, pero que nos ayuden a mantenernos coherentes. Lo que me gusta de este punto, es que esto va ligado a nuestra manera de consumir porque hará inevitablemente que la próxima vez que vayamos por alguna compra, lo pensemos dos veces antes de dejarlo entrar a nuestra vida al tener que dejar ir algo a su vez.

4. Colgar

Este punto ha sido clave porque me brinda una mirada más amplia sobre lo que conservo. Durante años acostumbré a tener la mayoría de mi ropa doblada (excepto por prendas como abrigos, prendas delicadas y pantalones), pero desde hace varios meses es todo lo contrario; lo tengo todo colgado (excepto por la ropa de gimnasio y pijamas). Esto ha hecho que pueda encontrar más fácilmente lo que busco y que pueda rápidamente combinar en menos tiempo mi ropa. Inténtenlo.

ropa color estilo ana minimalismo blog

5. Menos preocupaciones

Desde que reduje la cantidad de prendas que tengo es impresionante como mi chip frente a la ropa cambió también. Ya no me preocupo por las tendencias ni la adrenalina que conlleva comprar, eso pasó completamente a un segundo plano en mi vida. Ahora, cuando compro, lo hago pensando en mis necesidades y en el tipo de vida que llevo, no en si es tendencia hoy, la semana que viene o la estación siguiente. Ahora solamente pienso que necesito comprar ropa cuando alguna prenda ya no me hace feliz, no me queda bien o ya cumplió su ciclo. Literal siento que me he quitado un peso de encima.

[ Ampliación: Y sé que probablemente muchos piensen que la ropa no es un peso en sus vidas, todo lo contrario, deben pensar que ésta les brinda alegría, pero aquí pienso varias cosas: Uno, a nivel cuantitativo literalmente sí es un peso más; Se dice que hoy en día el consumidor promedio americano tiene 120 ítems de ropa y el 80% es en su mayoría desaprovechado (Forbes), cifra que no me parece nada descabellada si la aplicamos a un país como Colombia. Eso no tiene sentido; compramos algo y no lo utilizamos, o lo utilizamos una vez y luego queremos algo más, eso debe parar.

Dos, a nivel ambiental y social sí es un peso más, porque el problema no radica en deshacernos luego de la ropa que no queremos más, sino cómo lo hacemos, lo que constituye una consecuencia ambiental a nivel de desechos y a nivel de seguir apoyando industrias en ocasiones irresponsables en su fabricación y procesos.

Tres, a nivel personal sí es un peso más, porque caemos en esa falsa concepción de que lo que compramos nos va a hacer felices (vamos a tener una vida cool y de lujo como lo pintan en los comerciales) y eso simplemente es caer en el sucio juego del marketing que se aprovecha de nuestras inseguridades. ]

6. Estilo Personal.

«Mi estilo es no tener estilo» esa frase me causa un poco de risa pero me gusta porque me siento identificada. Siempre me ha gustado experimentar, y en algunos momentos de mi vida he sido más conservadora, otros más rebelde, otros más ¿hippie?.

Sin embargo, durante el proceso de sacar ropa pude entender mucho mejor sobre lo que más me gusta y lo que no. Por ejemplo: encontré que mi paleta de color consta de colores como el negro (color que predomina y mi color de siempre), el beige, gris, verde y blanco. Encontré que me gustan las prendas sueltas, cómodas y versátiles (que me sirven para cualquier ocasión). En cuanto a patrones opto por las líneas y en ocasiones flores. En el tema de calzado me inclino por tenis y zapatos/botas de tacón muy bajo o planos. Soy poco de vestidos y faldas (aunque es algo que me gustaría intentar más este año para ver cómo me va). En fin, he entendido mucho más sobre mi estilo en estos últimos meses que durante mis últimos 29 años.

De hecho a mi hermana también comprendió varias cosas haciendo el ejercicio; su clóset tiene mucho más color que el mío y es amante de los sacos grandes y buzos, entonces en definitiva es algo que todos podemos explorar para conocernos.

ropa color estilo ana minimalismo blog

7. Cambiará la forma de comprar

Y este es uno de los factores más importantes durante el proceso: Una vez termines por tu ropa, pensarás en un montón de objetos, relaciones, acciones, aplicaciones, rutinas, ideas que están presentes en tu vida y que tampoco te hacen feliz, ni necesitas más ni te hacen crecer. Somos seres en constante transformación y lo que nos gustó en algún momento, no significa que lo haga ahora y está bien que lo dejemos ir (y eso aplica para muchos aspectos de nuestra vida).

Hoy en día me realizo muchas preguntas antes de traer cosas a mi vida; eso significa que por encima de cualquier cosa me estoy cuestionando sobre el valor de objeto, y no el valor económico, sino el valor que le va a aportar a mi vida, y bueno, económico también, de hecho hablemos de eso; hoy en día estamos atravesando un momento donde la plata carece de todo sentido y mérito; gastamos sin discreción, sin considerar por un momento que cada peso fue ganado a pulso (o el de alguien más), y eso —creo— debería cobrar más importancia en nuestras vidas. De hecho es curioso que la plata sea uno de los factores por los que más luchamos, pero a su vez cuando la ganamos pierde todo su valor trascendental en aras de comprar —compulsivamente—. Mi plata hoy en día siento que debería destinarse en cosas que de verdad necesito o me apasionan, ese es el valor que le quiero dar al tiempo de mi vida que gasté para conseguirla.

Preguntas antes de comprar ropa:

Este entonces es el resumen de mi experimento. Donde tomé 11 piezas de mi clóset y las combiné entre sí para ver qué tantos looks podía sacar. Les dejo algunos de los que más me gustaron y nunca había probado. Cabe resaltar que se pueden combinar hasta unas 48 veces, o si se es mucho más creativo incluso con más.

Empezar por sacar cosas de nuestro clóset nos ayudará a mudarnos a otros aspectos de nuestra vida que son más difíciles de abordar, porque si se ponen a pensar, la ropa no es tan importante al final del día. Sí, todas queremos vernos bien, pero creo que es uno de los vértices menos importantes de nuestra vida si ponemos todo en perspectiva. Al sacar cosas de nuestro clóset, pararán las compras emocionales y nos mantendremos en lo esencial [ clic aquí para ver cómo pueden clasificar su ropa para salir de ella más fácilmente ]

Y después de todo les digo algo; Me gusta la ropa y me hace sentir bien experimentar con ella y pensar que puede reflejar parte de lo que soy, pero he decidido no darle más valor a las cosas de lo que merecen, con un estilo más simple podemos vernos bien también 🙂

Simply, a minimalists wears their favorite clothes every day. If all my clothes burned in a house fire tomorrow, it wouldn’t be a big deal to me. -Joshua Field Millburn

"Simplemente, los minimalistas usan su ropa favorita todos los días. Si toda mi ropa se quemara en un incendio mañana, no sería un gran problema para mí."

Ana.

 


Fuente: Forbes – Millennials go minimal: The decluttering lifestyle trend is taking over

Roberts Wesleyan College – go.roberts.edu / 35,000 Decisions: The Great Choices of Strategic Leaders

Fotos: 18 fotos personales -> ejercicio personal capsule wardrobe (mi hermana Catalina en las fotos) / el resto de las fotos son tomadas de Pinterest. / Portada: www.trishtaylorstyling.com

4 comments

  1. Iván

    Como siempre me ha encantado el artículo, soy un habitual lector

    Responder

    1. La Minimal

      ¡Hola Iván! Que alegría me da saber que eres habitual lector. Eso me llena de ganas para seguir publicando con más frecuencia.

      ¡Gracias por tus palabras!

      Ana.

      Responder

  2. Gloria

    Sí, escribe más! Hoy te descubrí pero me encantan tus ideas y la forma en que las transmites, voy a leerte más. Gracias por los consejos y por supuesto por compartir algo tan íntimo como las prendas favoritas de tu armario. Besos! 😘

    Responder

    1. La Minimal

      ¡Hola Gloria! Me da muchísima alegría leer estas palabras. En este blog trato de compartir experiencias de valor y es muy gratificante ser leída y hacer clic con mis lectores.
      Hace algunos meses no escribo, pero está en mi agenda de este año retomarlo 🙂 Puedes seguirme en Instagram para que estés enterada de las nuevas entradas. ¡Un abrazo y lindo día para ti!

      IG: @laminimal___.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: