El Ascenso [ La historia de Nadir Dendoune y la idea de escalar ]

Este es un escrito espontáneo. Por lo general tengo una lista de temas sobre los cuales quiero escribir, pero este simplemente nace mientras escribo, se concibe a partir de una película que vi ayer viernes en la noche. Plan favorito de fin de semana junto con pedir comida a domicilio (sí, la única de la semana, ese es el gusto que he decido darme cada viernes después del trabajo. Joy. ).

Para empezar les cuento que estoy metida en una de esas aplicaciones de citas. Sin mucho éxito desde que comencé a utilizarla, he mantenido cortas conversaciones con un par de sujetos. Intentando conocernos a través de mensajes, uno de ellos se lanzó a recomendarme una película para ver un viernes en la noche, y aunque al principio su póster no me emocionó mucho, decidí confiar en su criterio y darle la oportunidad. Se veía como algo distinto a lo que estoy acostumbrada a ver. La película se llama El Ascenso (The Climb), una película francesa del 2017 dirigida por Ludovic Bernard. La encuentran en Netflix.

¿Que si me gustó? ¡Me encantó! Me doy cuenta que me seducen mucho las películas que suelen mostrar paisajes naturales que quitan el aliento, y por eso tal vez recuerdo tanto algunas como: Eat Prey Love, The painted vail, Into the Wild, 7 years in Tibet. Nace en mí un sentimiento de je ne sais quoi por tele-transportarme a esos majestuosos paisajes, y explorar mundos que se ven tan ajenos a mi cotidianidad. Qué bella es la cinematografía que logra capturar esta suntuosidad haciéndonos parte de su obra, al menos de corazón.

[ El siguiente escrito va con spoiler, entonces les recomiendo verla si se animan y luego leerme. ]

Volvamos a El Ascenso, basada en una historia de la vida real, cuenta la historia de Samy, un chico joven, senegalés, de familia modesta, que sin experiencia alguna decide escalar el Everest para demostrarle a una chica que por ella sería capaz de cualquier cosa. Mientras se teje la historia, nos cuentan datos de lo que supone en realidad esta gran hazaña; rutas para llegar, cifras de alturas, campamentos, la importancia de los sherpas, los distintos paisajes a medida que se incrementa la altura, el valor del trabajo en equipo. Casi dos horas de humor a la francesa, romance pero especialmente aventura, en la que se alternan momentos de la vida cotidiana que Samy ha dejado temporalmente para conseguir su objetivo.

«La montaña es un deporte de blancos. Quería donde no me esperaban»

La historia en la cual se basa la película, narra la historia real de Nadir Dendoune, el primer franco-argelino en escalar los 8,848 metros del Everest, o mejor aún, la primera persona sin preparación previa ni técnica alguna en conseguir llegar hasta la cima de esta montaña. Proveniente de Argelia, emigró a Saint-Denis en los años 50, una región en Francia con menos de 100,000 habitantes.

Nadir admitió haber mentido en los formularios del grupo de alpinistas que lo acompañarían en su trayecto. Consiguió patrocinios y el dinero y se embarcó en la aventura motivado por razones como: derrumbar prejuicios sobre los musulmanes quienes suelen destacarse por temas alejados del tema del deporte o las artes y encontrar un lugar en medio de la sociedad francesa. Ya en el trayecto incluso se motivó con llegar a su meta gracias al racismo mismo que sintió por parte de sus compañeros: «Fue la furia la que me hizo llegar a la cima» afirma Nadir, quien finalmente hizo historia el 25 de mayo del 2008.

«Cuando llegué allí, planté las banderas de Argelia y Francia. También desplegué una tarjeta con el número 93, el número del departamento que me vio nacer.» Eventos que muestra la película de manera muy gratificante.

Autor de cuatro libros, decide contarlo todo con humor y mucho sentimiento en su publicación: Un perdedor en el techo del mundo (Un tocard sur le toit du monde). Y bueno, después de haber escalado esta imponente montaña, continuó su carrera como periodista independiente y hoy en día es defensor de la causa palestina.

Estos son algunos eventos que abrazan la vida de Dendoune, en todo caso, les recomiendo enormemente la película para que se puedan acercar de una manera muy divertida a la vida de este personaje; ideal para un momento especial donde quieran terminar con una sonrisa. Espero que como a mi, les deje esa sensación de motivación impregnada.

Ideas que me deja rebotando en la cabeza:

1. Otra Realidad

Mientras la veía no podía dejar de pensar que definitivamente se sentía como otra realidad, una más «real» y fiel a lo que somos como humanos. Además, de lo lejos que estamos de vivir algo similar, especialmente por el tipo de vida que llevamos ahora. Estar en medio de ese tipo de inmensidad significa indudablemente alejarse del consumismo desmesurado, de la constante idea de producción constante de quien no rinde no avanza, del smog, de los carros, de los edificios atiborrados, de los Kellogg’s, de las apariencias, de mejorar el modelo que quedó obsoleto, de una vida que fue la que nos tocó vivir pero que la mayoría de veces no nos permite una completa libertad del ser. Imaginarme en esa inmensidad me rebasa la vida de un sentimiento sublime entre belleza y levedad.

Seguir la película a través de los ojos de Samy me hizo pensar que esa aventura que estaba en viendo en la pantalla es ¡Vida! Realizar ese tipo de actividad -u otra similar- implica volver a nuestra esencia a través de la gloria de la naturaleza, la fuerza de nuestro cuerpo y el fuego del corazón. Valernos simplemente de eso, acaso ¿existe algo más honesto y fundamental?

2. Otras Metas

Creo que todos deberíamos incluir ese tipo de metas a lo largo de nuestra vida, al menos más seguido. Estamos acostumbrados, cada vez más, a metas que solo conciernen a la notoriedad y materialismo: «un mejor título universitario», «una casa más grande», «un carro más rápido», «un celular más tecnológico», «un mejor puesto», de verdad me pregunto si en eso consiste la vida, en escalar peldaños de productividad disfrazados de un éxito que si no se ve o no se dice no tiene valor. ¿Qué habrían pensados los cazadores-recolectores? ¿Qué nos atrae de esa idea de ser todos iguales como salidos de fábricas? ¿Nos ha hecho felices alcanzar esas cosas hasta el momento? ¿Entonces por qué nos vivimos quejando todo el día? Mi teoría la confirma Jim Carrey cuando dice: «Pienso que todo el mundo debería ser rico, famoso y hacer todo aquello que siempre soñaron. Así podrían darse cuenta que esta no es la respuesta.»

¿Dónde dejamos esas metas que nacen de ese exclusivo y sagrado lugar llamado Corazón? metas que nada tienen que ver con plata o con demostrarle a la sociedad quiénes somos, metas que no necesitan de una cámara fotográfica que registre para Instagram, metas que nos debemos a nosotros mismos porque la verdad sea dicha: desde que nacimos pocas cosas hemos podido decidir, ni un nombre, ni una familia, ni un colegio.

Soñar más crudo. Eso es.

3. Otra Motivación

No existe nada que no podamos hacer, al menos intentar, al menos empezar. Nadir, antes de embarcarse en la aventura de esta montaña, decidió pedalear por 3 meses su bicicleta en Australia. Únicamente seducido por una meta ha logrado más que lo que muchos presidentes de grandes compañías. Lo material es fácilmente adquirible, lo intangible no y siempre será mucho más valioso porque es algo que nadie jamás podrá robarnos.

inc.com

Amé absolutamente esta historia. Y me pregunto, después de esos tres puntos que les acabo de mencionar, si sobre eso se trata la idea de escalar. Namasté.

Pd1: Quizás no encuentre el amor, pero una buena recomendación sí me dejó la aplicación.

Pd2: ¡Si tan solo pudiera cambiar ese póster!

Con cariño,

Any given Ana.


Curiosidades Everest

1. El primero es obvio: el Everest es la montaña más alta del mundo con 8.848 metros sobre el nivel del mar.

2. La montaña recibió el nombre Everest en 1865 para honrar al coronel británico Sir George Bestin Everest, topógrafo que falleció un año después, sin ver la montaña. Hasta 1865 fue conocido como Pico/Peak XV.

3. En Nepal recibe el nombre de Sagarmatha (diosa del cielo) y en China, Chomolungma o Qomolangma Feng (madre del universo).

4. Está situado entre la frontera de Nepal y China, pero Pekín no dejó iniciar los ascensos por su vertiente hasta finales de los 70.

5. La primera vez que se tocó la cima del Everest fue el 29 de mayo de 1953, por los alpinistas Edmund Hillary y Tenzing. La expedición iba cargada con siete toneladas de materiales.

6. La primera mujer en coronarlo fue la japonesa Junko Tabei en 1975.

7.  El italiano Reinhold Messner y el austriaco Peter Habeler lo consiguieron en 1978 sin botellas de oxígeno. Messner lo repitió dos años después en solitario.

8. El récord de ascenso en menor tiempo está en poder del sherpa Pemba Dorje. En 2004 tardó 8 horas y 10 minutos. Récord que se encuentra en revisión ante ausencia de pruebas.

9. Según los registros que se tienen hasta el 2019 ha habido más de 280 muertos en esta montaña. 

10. A 8000 metros de la cumbre, en la zona de la muerte, yacen medio centenar de cuerpos de alpinistas que fallecieron en el intento.

11. El cuerpo del indio indio Paljor Tsewang, fallecido en 1996, es apodado Botas verdes y sirve como referencia en la arista sur.

12. Yuichiro Miura la escaló a los 80 años. Una gran hazaña, teniendo en cuenta que se requiere un excelente estado físico para hacerlo y que el 4% de los escaladores muere en su intento.

13. 10.000€ por persona cuesta un permiso para subir al Everest. El gasto total estimado por persona oscila entre 35.000€ y 90.000€.

14. El Everest es la montaña más alta del mundo, pero también la más sucia gracias al paso de los humanos que la visitan cada año. A su paso, se estima que las personas que han escalado el Monte Everest han dejado 50 toneladas de basura. Sin embargo, se han tomado medidas para resolver este problema. Una nueva regla del gobierno de Nepal le exige a cada escalador que vuelva con al menos 8 kilos de basura.

15. La mayoría de los intentos de ascenso suceden en abril y mayo.

16. El alpinista esloveno Davo Karnikar, fue el primero en realizar un descenso con esquís desde la cima. Descendió por la ruta normal en cinco horas. Esto sin quitarse los esquís en ningún momento.

17. Para subir al Monte Everest es necesario que el cuerpo se vaya acostumbrando a la altura, por eso se tardan aproximadamente 40 días en subir. Bajar de forma tradicional toma 3 días. Pero en 2011, dos escaladores se lanzaron en parapente, demorando 42 minutos en descender sobre una aldea.

Fuentes Datos Curiosos: 20minutos.es / scouts.es / okdiarios.com

15 comments

  1. Sebastián

    ¡Genial! Acabo de ver la película y sentí mucha curiosidad de saber sobre el aventurero personaje que se atrevió a subir. Me encantan las montañas y aun más los nevados. Y este post fue la cereza del postre. Gracias por escribirlo y publicarlo. Que buena reflexión, que buena recolección de datos. ¡Felicitaciones!
    Pd: ¡Tal vez quien te recomendó la película también merezca la oportunidad! (Solo bromeo)
    Saludos

    Responder

    1. La Minimal

      ¡Hola Sebastián! Qué alegría me da leerte y saber que compartimos un gusto por esta película. A mi antes me gustaban las montañas (y aún más los nevados) pero desde que vi la película tengo unas ganas impresionantes de escalar. Directo para mi Bucket List.
      Pd: El personaje perdió la oportunidad, pero ahora lo recordaré cada vez que lea esta publicación jaj.
      ¡Gracias por tus palabras!

      Ana.

      Responder

      1. Sebastián

        ¡Hola Ana!
        ¡Exacto! Lo mejor de la inspiración que nos da la película es que nos impulsa a la acción. Me alegra mucho que ya esté en tu lista de cosas por hacer, espero leer en un blog sobre esa experiencia. Te cuento que por mi parte también; finalizando enero próximo, si todo sale bien, estaré escalando al Nevado de Santa Isabel (poco parecido al Everest por su dureza, pero nada mal para un buen inicio).
        Pd: R.I.P. Por el personaje… Jaja.
        ¡Saludos!

        Responder

        1. La Minimal

          Sebastián ¡Qué gran aventura! Me animas muchísimo a dejar a un lado el sueño para volverlo realidad. Me encantaría saber después cómo te fue. Si quieres me puedes seguir en mi cuenta de Instagram donde es más fácil compartir experiencias. IG: @laminimal___

          ¡Gracias por compartir este sueño! Te deseo lo mejor.
          Me alegraste muchísimo el día.

          Responder

  2. Angélica

    También acabo de ver la película y fue muy emotiva, igual gracias por complementar con este post

    Responder

    1. La Minimal

      ¡Hola Angélica! De acuerdo, entre divertida y emotiva. Un gran final sin duda.
      ¡Gracias por escribir!

      Ana.

      Responder

  3. Evelyn

    La película está genial, me atrapo de inicio a fin y ahorita llegue aquí para saber un poco más sobre el Everest

    Responder

    1. La Minimal

      ¡Hola Evelyn! De acuerdo, la película es genial y genera mucha curiosidad por todo lo que sucede detrás. Gracias por leer. ¡Que tengas un lindo día!

      Responder

  4. Alfred Villa

    Ya que mañana es día libre, quería simplemente, desestresarme, no leer o ver nada que me hiciera pensar de más, o entristecerme o enojarme (cómo ver noticias), simplemente quería total relax, sentirme bien, reírme un rato, así que al azar me meti a la sección de comedia de Netflix, y al azar agarré una película.
    Para mí sorpresa, esta película me conmovió totalmente, su decisión y determinación me inspiró. A la final la película me dejó con unas cuantas lágrimas resbalando por mis mejillas, (lágrimas buenas, porque hasta de risa habían)
    Que suerte tuve en mi selección al azar.
    Luego por curiosidad , busqué el significado del número 93, y di con tu post, que terminó de conmover (otras cuantas lágrimas de bienestar más )
    Que lindo tu post

    Al terminar la película, mi esposa me vio toda extrañada de ver unas lágrimas en mi cara, y yo diciéndole » no es nada, no estoy llorando !!» y me secaba rápidamente , jajaja

    En fin , gracias por tu post

    Responder

    1. La Minimal

      ¡Hola Alfred! Me conmueven mucho también tus palabras. La película la vi hace varios meses pero cuando vuelvo a pensarla, recuerdo exactamente las emociones que me generó e su momento y es como volver a experimentarlos. Es una lindísima película que nos invita a soñar y a movernos.

      Entiendo lo que dices porque yo terminé igual, mi hermana fue mi paño de lágrimas (y yo el de ella también) jaja.

      Responder

  5. Camilo mejia

    Gracias muy bueno sigue escribiendo es lo tuyo

    Responder

    1. La Minimal

      ¡Hola Camilo! Muchas gracias. Así será.
      Que tengas un feliz día.

      Responder

  6. Damian M

    Vi la peli y googlie buscando ver cuan real era el final. Encontre respuestas a mis preguntas y mucho mas. Excelente recopilación de info. Gracias

    Responder

    1. La Minimal

      ¡Hola Damian! Me alegro mucho que hayas encontrado lo que buscabas. Es una gran película. Gracias a ti por leer.

      Responder

  7. Lidis

    La pelicula es divertida, la actriz no me gusta pero los demás lo hacen bien. Lo que me parece curioso es elegir a un negro senegalés para protagonista simpático en vez de un musulmán blanco cuya motivación real era más el resentimiento que el amor.
    Es muy típico en los islamistas decir que todo el mundo los trata con racismo, hecho falso en muchos casos y especialmente en la expediciones al Everest que son totalmente multiraciales.
    Pero es grande escalar eso sin ser montañero.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: