ideas minimalismo blog exceso

Cómo animarnos a sacar el exceso y qué hacer con él. Parte 2.

¡Hola a todos! Lo prometido es deuda, y acá les traigo la segunda parte del post. En la primera parte Cómo animarnos a sacar el exceso y qué hacer con él. Parte 1. hablé sobre: Reciclar, Donar, Decirle a un familiar o un amigo, Scanning Party, Regla 20/20. Para hoy traigo 5 nuevas ideas que me han funcionado a lo largo de los últimos años. Les dejo los links correspondientes en el primer comentario.

Regalar

En el primer post recomendé donar, en este sugiero regalar también. Y a pesar de que ambas palabras suelen ser sinónimo de la otra, yo personalmente encuentro una diferencia simbólica entre ambas y es: Donar por solidaridad y Regalar por ¿simpatía?

Eso quiere decir que si puedo aportar algo útil a otras personas o si quiero apoyar causas que me conmueven elijo donarlo a un grupo u organización que sé que se encargará de hacer una buena labor con mis bienes al distribuirlos de manera equitativa y eficiente (generalmente siempre separo varias cosas para hacer una donación un poco más significativa). Pero si por el contrario, siento que hay algo que le pueda venir bien a alguien más en cuanto a estilo, cercanía o consideración, elijo regalarlo a algún individuo, generalmente alguien cercano o que suelo ver constantemente.

Pero esa es la interpretación que Yo elijo darle a estas palabras, aunque en el fondo todo se reduzca a una cuestión de semántica. Entonces, en el caso de regalar lo podríamos hacer a la señora que nos ayuda con el aseo de la casa o el edificio, a los porteros, a los recicladores, a los que viven en las calles, a amigos, a familiares, al vecino ¿Por qué no? Si algo le podría venir bien a otro por gusto, por colección, porque tiene mejores espacios, regalemos.

Swap party

Esta idea en realidad surge a raíz de un evento de Intercambio de Ropa en el que participé mientras vivía en Buenos Aires. Nos reunimos varias amigas y cada una llevó una caja de ropa y accesorios que ya no usaba y estaban en buen estado, luego las intercambiamos. Recuerdo que en ese momento salí con un par de carteras y camisas, piezas que hasta hace un par de meses todavía conservaba.
Una Swap Party viene siendo algo similar, solo que con todo tipo de objetos y un nombre más cool (ya sabemos que todo lo que contenga la palabra party siempre lo es). Una Swap Party consiste entonces en el intercambio de cosas entre varias personas. Les doy un par de ideas para que puedan personalizar el evento y hacerlo diferente:
1. Temática:

No necesariamente tiene que ser con ropa, sino con los objetos que se acuerden, incluso podría ser temática. ¿Qué pasa si se hace solo con cosas de decoración, con joyas o carteras? Le podrían incluso poner un nombre al evento y hacer un picnic o un asado de paso.

2. Vender:

Aunque técnicamente Swap traduce Intercambio, podrían también variarla un poco, y vender objetos por valores simbólicos o hacerlo a lo grande en el barrio (tipo venta de garaje).

3. Hacerla con diferentes grupos:

Podrían hacerlo con amigos pero también con la familia, con los vecinos, con los compañeros de trabajo.

4. Donación a Fundación:  

Al final del evento, lo que no se logre intercambiar o vender podrían llevarlo a una fundación como donación, de este modo nada se desperdicia y todos le sacarán provecho.

5. Promocionar el evento:

Si piensan hacer algo pequeño podrían hacer una invitación digital para animar a los miembros del grupo a sacar más exceso. Las invitaciones tienen el don de hacer sentir especiales e importantes a los invitados, y de esta manera podría ser un empujón para que realicen contribuciones más grandes. De lo contrario podrían hacer un grupo en Facebook o compartir el evento en redes sociales para que más personas se unan a la iniciativa.

¡Ideas hay miles! pero eso ya depende de la imaginación y la diversidad de cada grupo. Personalmente pienso que es un súper plan para deshacernos de todo lo que no queremos, obtener cosas que a consciencia sí necesitemos, y al final, pasar un buen rato entre amigos (¡ojo! es válido también no llevarse nada de vuelta). Yo les cuento que ahora me encuentro organizando un evento de estos, así que después les contaré en un post cómo nos fue.

App: Evernote

Mi último gran descubrimiento es esta aplicación móvil y web. La había escuchando más de una vez, pero hasta hace 3 meses fue que tomé la decisión de descargarla y de verdad la amo. Es una aplicación que guarda absolutamente toda la información que tenemos. Desde que la tengo ya no conservo recibos, ni volantes, ni fotos (en exceso), ni tarjetas personales, ni cajas, ni ideas, ni más cuadernos, porque esta app lo organiza todo. Simplemente guardo mi información bajo palabras clave en una categoría y ¡listo! es facilísimo buscarlo después. Por ejemplo:

1. Tienen una pieza:

Les entregaron un folleto en un evento con información relevante y no lo quieren tirar a la basura por su contenido pero tampoco lo quieren conservar porque contribuye a un exceso innecesario.

2. Le toman una foto: 

Simplemente le toman una foto (la aplicación también le realiza un escaneo rápido en excelente calidad).

3. Guardan con palabras clave: 

Lo guardan por categorías (Notebooks) con palabras clave relacionadas a la información del folleto o palabras que crean que los va a ayudar a acordarse de esa nota más adelante. Ejemplo: curso de ingles, marzo, inscripciones, feria universidades.

4. Buscan:

Cada vez que quieran volverlo a buscar solo basta con que pongan parte de alguna palabra que pusieron anteriormente, o que la busquen en la categoría correspondiente, y Evernote les mostrará todos los resultados en menos de un segundo.

*Cabe resaltar que ese es uno de los miles de usos que tiene esa aplicación (probablemente es la que más utilizo y cómo la utilizo yo), pero sus usos son infinitos. Les dejo un artículo para que conozcan otras formas creativas de utilizarla: 10 geniales formas de usar Evernote

ideas minimalismo blog evernote app

Hacer un challenge

Sí, como les conté anteriormente, hacer un reto siempre lo mantiene interesante. Hoy en día hay muchísimos en internet, así que busquen el que más les guste y el que crean que van a completar sin excusa; estos generalmente constan de varios días y una acción para hacer en cada uno de ellos (pueden hacerlo solos o acompañados). Si tienen Pinterest ahí encontrarán miles, tanto para limpiar espacios, como organizar, realizar actividades, en fin. Y si no tienen, búsquenlo directamente en Google. Si quieren uno para empezar, pueden realizar uno que yo misma personalicé y se llama: 30 días, 30 espacios  para organizar su casa a profundidad en un mes.

Vender

Vender porque tal vez necesitemos la plata, vender porque tenemos planes, vender porque así sentimos que estamos volviendo a ganar lo que en algún momento malgastamos, vender. Sí, ¿Por qué no ganarle uno pesos a un par de cosas en desuso? Con mi hermana por ejemplo hemos vendido ropa, muebles y hasta bicicletas, y en general hemos tenido una muy buena experiencia. Actualmente estamos vendiendo para crear una cuenta de ahorros para unos planes que tenemos para el futuro, y como dice el dicho: cualquier cosita es cariño. Entonces les dejo algunas recomendaciones de sitios web para vender:

1. Ropa: Trendier y Renueva tu Clóset 

Dos plataformas para vender ropa usada y nueva aquí en Colombia (Renueva tu Clóset también está en Argentina y Chile). Son plataformas que se llevan aproximadamente un 25% de comisión pero que son muy eficientes si sabemos cómo utilizarlas. Si viven en otro país verifiquen si hay algún tipo de tienda online similar porque aparentemente está de moda y hasta las modelos más reconocidas, bloggeras, fashionistas e influenciadores tienen su clóset allí.

2. Objetos: OLX, Craiglist y Mercado Libre 

Por un lado, está OLX que no cobra comisión por publicar ni por venta (a menos que quieran meterse en un plan para un mejor posicionamiento). Craiglist por otro ladoes un sitio de avisos clasificados y foros locales donde la mayor parte de su uso es gratuita, además de estar en más de 50 países. Y por supuesta está Mercado Libre, la plataforma de ventas líder por excelencia en Latinoamérica, que a pesar de llevarse una comisión, es mucho más segura y completa.

3. Tienda Online: Etsy

Si tienen una marca o varios objetos para la venta y su producción está más enfocada en un tema distribución, la plataforma Etsy es una genial forma de hacer una pequeña tienda online, segura, moderna y fácil de usar. Manejan diferentes tipos de tarifas por comisión, así que asegúrense antes de que se adapte a sus necesidades. Funciona a nivel mundial.

4. Redes Sociales

Y por último, si no confían o no les gusta mucho el tema de crear cuentas y hacerle seguimiento a sus objetos, vender por las redes sociales siempre será una buena opción, incluso revisen grupos de ventas enfocados en los objetos que quieran vender porque hay millones. Publiquen sus cosas con buenas fotografías y ¡voilà!

Y claro, seguramente hay muchísimos más sitios como eBay -es muy posible también que varíen dependiendo de la ubicación donde se encuentren-, pero de que los hay, los hay, solo hay que buscarlos. Yo solo quiero recomendarles las que me han funcionado a mi aquí en Colombia o de las que tengo muy buenas recomendaciones.

ideas minimalismo vender online blog ana

Si tienen más sugerencias o comentarios sobre estos dos posts, por favor compártanlo en los comentarios, me encantaría saber sus recomendaciones para que seamos más los que nos unimos a dejar ir, y en muchas ocasiones a través de diferentes y divertidas actividades.

Con amor,

Ana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: