tenis ropa minimalismo blog

Mis pequeñas [ grandes ] inversiones. Compras aprovechadas.

Hoy vengo a hablarles de inversiones, y no de esas inversiones donde utilizas tu dinero en proyectos que se consideran lucrativos después de un determinado periodo de tiempo, sino de esas en donde se nutre la idea de utilizar más de una vez los objetos con el fin de aprovechar al máximo sus beneficios.

La travesía empezó con el minimalismo, pero ha sido durante mi proceso de indagación y transformación personal, que les confieso que este concepto me ha llevado a relacionarme con nuevas áreas -que aunque hoy se consideran tendencias- su intención detrás de nombres bonitos son la inspiración para grandes cambios en nuestro entorno. Es por esta razón que le he dado cabida al Zero Waste o Menos Basura (como muchos prefieren llamarlo ahora).

Probablemente el minimalismo es más partidario de sacar todo lo completamente innecesario de nuestras vidas de un tirón, sin embargo, esta acción ha entrado en conflicto en mi vida, al pensar que millones de personas no toman las medidas necesarias para hacerlo responsablemente, razón que me ha llevado a crear mi formula secreta, en donde he decidido que no quiero encasillarme en algo llamado #Minimalismo, pero tampoco en algo llamado #ZeroWaste, sino en algo que a la larga, me funcione a mi tratando de ser lo más comprometida posible con las causas que apoyo.

Poseer solo lo necesario -y comprar lo verdaderamente importante- es también otra forma de cuidar el planeta. Pregúntate constantemente si de verdad necesitas cierto artículo, porque hay demasiadas cosas producidas en el mundo y todas ellas requieren de valiosos recursos para tu consumo.

Hoy particularmente les quiero hablar del tema de las inversiones, que va un poco de la mano con el tema de la reutilización; término que quiero asociar al hecho de darle un uso indefinido a un objeto con el fin de sacarle un mayor provecho y de paso, un mayor valor a nuestro dinero. Hoy quiero hablar sobre esas compras que a lo largo de la vida se vuelven grandes inversiones porque fueron fuente de grandes beneficios como lo puede ser un buen colchón, un buen cuchillo, un secador, una nevera, un computador y hasta unas gafas.

 

Saliéndome un poco de los objetos tradicionales que damos por hecho que nos van a servir por muchos años (como los mencionados), hoy les quiero compartir algunos de mis 5 objetos cotidianos que me han facilitado la vida de diferentes maneras, y por los cuales hoy siento que valió la pena haberles invertido mi dinero; objetos que desde 5 dólares han logrado ser fuente de gran satisfacción y diferencia. Mi lista es la siguiente:

1. Buenos tenis (zapatillas)

Me encantan los zapatos cómodos, particularmente los que me permiten moverme con mucha facilidad sin tener que estar preocupada por su diseño, su impacto, su brillo. Y aunque tengo zapatos para diferentes ocasiones, me he dado cuenta que los que nunca deberían faltarle a una persona indistintamente de su marca o valor, es un par de tenis (aunque preferiblemente si son de muy buena calidad).

Se dice que en el clóset de una mujer no debe faltar un buen par de tacones negros, pero ¿por qué dejan de lado los zapatos más cómodos que una mujer -y un hombre- pueden tener? No todos hacemos deporte, ni todos hacemos el mismo de deporte, pero sin duda un buen par de tenis ayudan muchísimo para las diferentes actividades que realizamos en nuestra vida cotidiana (aunque en ocasiones no seamos conscientes), ejemplos de esto son: caminar largas distancias, actividades como camping y visitas a parques, días donde prime la comodidad como ir a hacer mercado o ir a la iglesia, actividades de alto impacto, mudanzas, etc.

Son millones de personas las que han comprado tenis deportivos para ejercitarse, o simplemente lo han hecho por cuestión de comodidad, pero sea cual sea la razón esta se convierte en una gran inversión porque constantemente vamos a enfrentarnos a estas actividades previamente mencionadas haciendo necesario el hecho de contar con el calzado adecuado por protección del pie y ayudar a evitar lesiones.

En el caso del deporte en particular, se necesita de un calzado adecuado y cada especialidad tiene sus propios lineamientos con el fin de compensar la biomecánica del pie, mejorando la estabilidad. Por ejemplo, cuando corremos nuestros pies soportan hasta tres veces nuestro peso en cada pisada, lo que significa que esta actividad es considerada de alto impacto y para ello es importante contar con un calzado que amortigüe la caída y ofrezca el apoyo necesario para reducir cualquier movimiento de rotación excesivo de los pies.

objetos inversiones minimalismo blog ana

Mi hermana por ejemplo siempre ha sido amante de los Converse blancos, y se acostumbró a llevarlos a todas partes por su diseño y comodidad sobre otros zapatos. Sin embargo, la historia cambió cuando decidió empezar una nueva rutina en el gimnasio, y aunque decidió no darle mayor importancia al tema del calzado inicialmente porque pensó que no se iba a exceder en cuanto a fuerza, sucedió que se dio cuenta que sus «tenis urbanos» no eran los adecuados para las actividades que realizaría dentro de ese nuevo espacio; sus tobillos se doblaban con facilidad y el impacto claramente causó incomodidad. Unos zapatos deportivos adecuados pueden marcar la diferencia entre disfrutar una actividad física, o terminar con ampollas, callos, un terrible dolor de talón o fisuras.

Por todas estas razones, fue que esta vez procuré invertir en una buena marca para que fueran zapatos que me duraran por años y se convirtieran en los grandes aliados de mis pies. Para las actividades a las que estaba acostumbrada me funcionaron a la perfección, sin embargo, hoy en día mis necesidades han cambiado -así como ellos cumplen su ciclo- por lo cual es probable que los reemplace por otros en las próximas semanas.

 

2.  Copa menstrual

objetos inversiones minimalismo blog ana¡Ah! Tantas cosas que pensé que nunca iba a comprar y que hoy en día han resultado ser supremamente útiles. Creo que la primera vez que oí hablar sobre ella fue en algún artículo que mostraba reportes sobre el gran impacto de la copa menstrual en la vida personal de niñas en países africanos, lo que me llevó a pensar que era una excelente idea para ellas, pero como muchas otras cosas en la vida, lo percibí como algo lejano, externo, fugaz, ajeno a mi.

Al día de hoy puedo decir que ya llevo usándola 11 meses y ha sido otra de mis grandes inversiones. Por $75.000 COP (25 dólares), obtuve una mejor alternativa para mi ciclo menstrual basada en sus principios ecológicos.

Esta en realidad no es una idea nueva, de hecho las copas menstruales se comenzaron a producir en los años 30 a nivel industrial, pero solo ha sido en años recientes que se han vuelto más populares, debido a sus nuevos y mejores materiales que las fueron haciendo más cómodas, resistentes e hipoalergénicas.

Las ventajas de usar copa son varias, y entre las 4 que más me gustan son las siguientes:

Cuidan tu bolsillo

Aunque el precio inicial está muy por encima de lo que costaría una caja de tampones o toallas higiénicas, a largo plazo tendrás que olvidarte de comprarla nuevamente debido a que su gran valor consiste en la reutilización de la misma. Se dice que la inversión de la copa se recupera a los 5-7 meses, pero lo mejor de todo es que ésta puede durar hasta unos 10 años dependiendo de la marca.

Cuidan tu cuerpo

La copa protege la flora vaginal y no altera su ph. Productos como los tampones utilizan grandes cantidades de perfumes, blanquedores y químicos que luego son absorbidos por el cuerpo haciendo que se puedan generar irritaciones y sequedad. Por otro lado, en el caso de las toallas higiénicas, el hecho de que el flujo esté en contacto con el cuerpo hace que se produzcan malos olores, humedad, infecciones, hongos y hasta alergias. La copa, a diferencia de estos productos, no absorbe sino que recoge, y es tan segura que incluso se puede insertar antes o después de la menstruación por seguridad. Esta debo admitir, fue una de las razones más importantes que me llevaron a comprarla, porque me da pánico pensar en la cantidad de químicos que le estoy metiendo a mi cuerpo.

Y para los que no conocen sobre el  síndrome de shock tóxico (en algunos casos asociado al uso de tampones), les dejo esta historia que reafirmó uno de mis mayores temores frente a este tema:

La modelo que perdió la pierna derecha tras un shock tóxico por usar un tampón

Cuidan tu ambiente

La copa al ser reutilizable no genera basura (excepto -obvio- hasta cuando es desechada). Pensemos ahora en las otras alternativas que sí lo hacen como lo es el tampón o toalla higiénica. Y no solo la basura que genera el producto mismo en un cerrar de ojos, sino basura también si pensamos en los plásticos en que estos objetos vienen envueltos, las cajas del empaque, la bolsa plástica en la que nos entregan el producto, y como consecuencia, el gran impacto ambiental que genera la fabricación de cada uno de los recursos utilizados.

Digamos que una mujer utiliza aproximadamente 5 toallas higiénicas diarias durante 5 días, eso quiere decir que al mes estaría usando unas 25 (un poco más o un poco menos dependiendo de cada una). Al año se habrían utilizado unas 300 toallas higiénicas, y en 38 años unas 11.400 toallas ¡por una sola mujer! Ahora multipliquen esos datos por la cantidad de mujeres en su país, que en Colombia corresponde a unos 25.000.000 aproximadamente y luego sumemos todos los datos a nivel mundial. Solo por hacernos una idea rápida de UN solo producto en la vida de una mujer. Los números ni siquiera me dan en la calculadora.

Ahora tengamos en cuenta que una toalla higiénica tarda aproximadamente unos 500 años en degradarse y los tampones un poco más. De verdad es una locura. Todos esos datos para mi vuelven el caso insostenible y alarmante, teniendo en cuenta que se ha dicho que actualmente algunos de los residuos más contaminantes de nuestro planeta precisamente incluye a esos productos junto con los pañales de bebés.

Y bueno, claramente a ésta no se le hace tantos bombos como a los otros productos, porque la copa no le interesa a las grandes empresas dado a que no es un producto que la mujer necesite estar comprando constantemente, por lo tanto no se vuelve en un objeto clave de consumo y eso no le conviene a los grandes tiburones de la industria.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comodidad

Y por último, pero no menos importante, está el tema de la comodidad. Por mi lado, aunque les confieso que pasé un mal rato con la copa al inicio mientras me acostumbraba a ella (solo en el primer ciclo), debo admitir que ahora la domino a la perfección. A diferencia de toallas y tampones que deben ser cambiados cada 4 horas aproximadamente, las copas solo necesitan ser retiradas, vaciadas y enjuagadas cada cierto tiempo (tú misma irás comprobando con cuánta frecuencia necesitas vaciarla) pero puedes dejarla puesta hasta 12 horas sin problema. Me encanta por ejemplo para dormir, donde me da la seguridad que en mis 6-8 horas de sueño voy a estar tranquila con ella, así que son perfectas para momentos donde sabemos que vamos a pasar varias horas en alguna actividad donde no vamos a poder cambiarnos con facilidad.

Al igual que el tampón, no vas a notar que la llevas puesta, lo que la vuelve igual de cómoda. No hay que preocuparse por llevar recambios, porque siempre la llevamos con nosotras. Una vez introducida la copa se adapta perfectamente a las paredes vaginales quedando firmemente sujeta. Es por esta razón que con la copa puedes hacer cualquier deporte o actividad (incluso los que requieren de gran movilidad), sin temor a que se mueva. La copa menstrual tiene una capacidad tres veces mayor que la un tampón y la puedes pedir por talla.

*MeLuna es la marca de la mía y la encuentran en varios países.

 

3. iPad

objetos inversiones minimalismo blog anaLo tengo desde hace 4 años y es uno de los objetos que más valoro hoy en día por los grandes beneficios que me brinda a diario. Recuerdo que lo compré hace un par de años porque andaba con un novio que me introdujo a la idea del Kindle para leer digitalmente, pero yo finalmente opté por un iPad (mini) porque tenía más funcionalidades. En definitiva ha sido una de las mejores compras que he realizado porque le saco muchísimo provecho.

Gracias a su tamaño y practicidad lo he podido llevar a reuniones con mis clientes y mostrarles presentaciones o referencias de diseño, sin encartarme durante el proceso porque no pesa prácticamente nada y no ocupa mucho espacio; asimismo no me tengo que preocupar por un tema de inseguridad, porque pasa desapercibido en cualquier bolso o maleta. También me ha servido para ver series y películas durante trayectos en avión, carro o tren. Me ha funcionado cuando me he quedado sin celular temporalmente para realizar llamadas o mantenerme en contacto sin tener que hacer uso de un computador, que consume más energía y que solo por su tamaño requiere de un proceso más largo para cada cosa.

Y por último, pero no menos importante: sí, también me sirve para leer -y aunque en este caso sí es mejor el Kindle– yo no he tenido problema con mi iPad; simplemente amo tener mi biblioteca digital donde puedo repasar con facilidad los libros que he leído, puedo encontrar textos por un precio inferior al físico, subrayar de diferentes maneras, hacer notas, buscar palabras desconocidas en instantes, ver la cantidad de páginas que me quedan para terminar capítulos, cambiar el fondo de mi pantalla y el tamaño de la letra, en fin, es genial.

Y como todo en la vida, este ya está cumpliendo su ciclo porque la industria lo está volviendo «viejo», y es una lástima porque está en perfecto estado, solo que por un tema de «obsolencia programada» la cual tiende a volver precisamente obsoletos muchos objetos, programas y aplicaciones en un parpadeo (estrategia para beneficio de los fabricantes que obliga a los consumidores a reemplazar sus dispositivos por los más nuevos), ya me toca pensar en uno nuevo.

 

4. Depiladora eléctrica

objetos inversiones minimalismo blog anaA pocas personas he conocido que la utilicen y a mi definitivamente me ha facilitado mucho mi proceso de depilación. La compré hace 8 años, y solo me dejó de funcionar hasta hace un par de meses. Para los que no saben este tipo de depiladora extrae el vello de raíz (al igual que la cera), y por medio de un rodillo dotado de pequeñas pinzas, va quitando los pelitos a medida que se pasa por el cuerpo.

Durante varios años usé la cera, y esta me funcionó muy bien hasta que llegué a Buenos Aires y no pude dar con un gran sitio que me la hiciera bien (siempre terminaba con parches, pegotes y a la final mal depilada). Hacérmela yo misma tampoco fue una opción porque nunca logré dominar esa valentía entre el jalón y el dolor si estaba en mis manos cesar con esa agonía (además siempre me ha parecido que es muy cara para la cantidad que viene, y ese proceso del Baño de María y dejar rastros de cera por toda la casa, me parece todo una odisea). Por otro lado, la cuchilla tradicional se me hace inconcebible porque para nadie es un secreto que salen más pelos y más gruesos, y las famosas cremas como Veet me parecen que son poco naturales y su olor es cero agradable. Solo me queda el tema de depilación láser (la cual siempre he pensado que es una buenísima inversión), solo que por tema de prioridades y dinero, nunca ha sido una opción.

Fue así, como la depiladora eléctrica se presentó como una excelente alternativa (buen precio, yo misma podía utilizarla las veces que quisiera dependiendo de la necesidad, a largo plazo es más económica, no genera residuos, y saca los pelos de raíz); me pareció la copa de la depilación.

Sin embargo, desde hace 6 meses me dejó de funcionar y lamentablemente no he podido mandarla a arreglar porque no he encontrado los repuestos originales, pero evidentemente sí es algo que pienso solucionar, así sea comprando una nueva.

*Una buena marca es esencial, y lo digo porque mi hermana se compró una en Estados Unidos por un precio muy económico, y tal vez por esa razón no resultó siendo tan buena como la mía; y no porque no funcione, sino porque su diseño no es práctico y no es tan eficiente sacando los pelos como otras. Así que hagan su investigación antes de comprarla, comparen modelos, y así les toque pagar un poco más por una, de verdad vale muchísimo la pena. La marca de la mía es Braun.

Les dejo una página que hace un buen comparativo de depiladoras en el 2018 por si les interesa el tema: Las 8 mejores depiladoras eléctricas del 2018.

 

5. Termo de agua

objetos inversiones minimalismo blog ana¡Mi súper botellón de agua! La gente suele reírse cada vez que me ve con él por su gran tamaño, pero de verdad ha sido una bendición. Por $15.000 COP (5 dólares), encontré una tienda cercana que lo vende (porque no es muy fácil de encontrar), y definitivamente ha sido indispensable para mi consumo de agua diaria.

Se dice que una persona debe tomar entre 6-8 vasos de agua al día (entre 1.5 y 2 litros de agua), y este termo es de 2.3 L., así que es el que me mantiene alerta de mi ingesta de líquido diariamente. De hecho, este es uno de mis grandes tips para tomar agua, porque sé que hay muchos que se les olvida, a otros que les da pereza, otros que consumen menos de lo recomendado, en fin.

Confieso que este lo compré antes de empezar mi vida de «menos basura» por lo cual le encuentro el gran inconveniente del plástico, el cual quiero ver si es posible llevar a un lugar en particular para reciclarlo cuando deje de usarlo, o si lo reutilizo para algo más en el futuro.

Pero por ahora, simplemente quería compartirles un secreto y es que si se compran un recipiente más grande para el agua, es probable que tomen más (por la ilusión de querer tomarla hasta que se termine y porque solo necesita cargarse una vez).

Y al final del día sí se trata de un tema de calidad vs. cantidad, de un tema de responsabilidad ambiental al comprar lo verdaderamente necesario -o importante- y de un verdadero aprovechamiento de recursos. Me encantaría saber cuáles son los objetos que ustedes utilizan a diario y les han aportado un gran valor a sus vidas; esos que compraron en algún momento por su calidad o beneficios, y han resultado ser grandes inversiones.

 

Con amor,

 

Ana.

 

 


 

Foto portada: www.gofeminin.de

Fotos de cada tema: personales.

Fotos en blanco: www.brandspirit.tumblr.com

Texto copa menstrual: www.lacopamenstrual.es/porque-es-mejor

2 comments

  1. Luisa

    Gracias Ana por este artículo! Me pareció muy útil.

    Responder

    1. La Minimal

      Gracias a ti por leer. Un abrazo 🙂

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: